Reciclar adecuadamente ayuda a cuidar el ambiente y evita que seamos multados

Problemas y multas derivados de no reciclar adecuadamente
29 junio, 2018
La realidad de los chatarreros callejeros
31 agosto, 2018
Ver todo

En las últimas décadas reciclar se ha convertido en una prioridad para los países que conforman la Unión Europea, cabe recordar que la sociedad europea en su conjunto produce en su conjunto más 1,3 millones de desechos o residuos en un año, de ahí que el reciclaje se a una prioridad supranacional que muchos países entre ellos España ha tomado muy en serio.

Reducir los niveles de contaminación, disponer de vertederos aptos, ahorrar energía, proteger los recursos naturales y disminuir la huella ecológica superior a las 4,9 hectáreas por habitante, se ha convertido en una de las aspiraciones de la sociedad española y europea, por lo que se ha creado políticas medioambientales que permitan avanzar en el logro de estos objetivos.

Una de las formas de aportar como ciudadanos en la solución del problema ambiental en tener la conciencia cívica de separar los desechos para reciclar en los recipientes adecuados, marcados con colores que facilitan su debida deposición final; para ello se han creado disposiciones municipales que obligan a ello e imponen multas a quienes no cumplan con estas medidas.

Multas y premios dos formas de enfrentar el problema

No obstante muchos ciudadanos aún no estamos verdaderamente concienciados sobre este problema que supone gestionar eficientemente las enormes cantidades de desechos que a diario se producen en toda España, por lo que para lograrlo debe haber una acción conjunta de impulsar la educación ambientalista así como las políticas sancionatorias a quienes no cumplan con las normativas sobre el reciclaje de desechos.

En Madrid por ejemplo, los inspectores de medio ambiente revisan contenedores para verificar si las comunidades están cumpliendo con las regulaciones sobre el adecuado reciclaje, en caso que no lo hagan se imponen multas al edificio en cuestión, con esta campaña se pretende lograr una adecuada deposición de los desechos sólidos y fomentar el reciclaje.

Otro ejemplo se da en Oviedo, esta ciudad española se ha convertido en la primera que ofrece una bonificación a las comunidades de vecinos que reciclen adecuadamente sus desechos, la forma de hacerlo es disminuirles los impuestos, para ello sus inspectores de ambiente revisarán todos los contenedores de cada comunidad.

 
error: Content is protected !!